Skip to main content

¿Qué es la alergia?

cosa-sone-le-allergie-min.jpg

Una alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario ante sustancias normalmente inofensivas conocidas como alérgenos. Los síntomas normalmente aparecen después de varias exposiciones al alérgeno en cuestión. Prácticamente cualquier cosa puede ser un alérgeno para una persona. Lee la información a continuación para descubrir los desencadenantes más frecuentes de las alergias, y saber cómo funcionan las alergias.

da-cosa-sono-causate-allergie.jpg

¿Qué causa la alergia?

Las reacciones alérgicas pueden ser causadas por todo tipo de agentes como:

  • Compuestos químicos, incluyendo los productos de limpieza doméstica.
  • Productos cosméticos y artículos de aseo perfumados, especialmente baños de espuma y jabones.
  • Algunos alimentos, como los productos lácteos, los frutos secos y el marisco.
  • El látex (las personas con alergia al látex también pueden desarrollar alergias a frutas como el aguacate, el plátano y el kiwi).
  • Las picaduras y el veneno de los insectos, como a las picaduras de las abejas o de las avispas.
  • Algunos medicamentos incluyendo antibióticos como la penicilina.

Actualmente, en España la cantidad de personas que sufren alergias crece un 2% cada año. Descubre el motivo aquí.

come-producono-allergie.jpg

¿En qué consiste la alergia?

Si empiezas a sufrir alergia estacional, alergia alimentaria u otras alergias por primera vez, es importante que consultes a un médico antes de tomar otros pasos. Además de diagnosticarte, un médico puede aconsejarte sobre las opciones adecuadas de tratamiento.

Hay cuatro componentes principales necesarios para la aparición de la reacción alérgica:

  1. Alérgeno – sustancia que causa la alergia.
  2. Inmunoglobulina E – un anticuerpo producido en respuesta al alérgeno.
  3. Mastocitos – unas células especiales, que se encuentran en la piel y en las mucosas (nariz, ojos, boca) y que contienen gránulos de histamina. El anticuerpo se une a estas células.
  4. Histamina – en ese momento se libera de los mastocitos y hace que los vasos sanguíneos pequeños (llamados capilares) se ensanchen (dilaten). Esto provoca muchos de los síntomas de la alergia, ya que el contenido de estos vasos comienza a extravasarse a tejidos del organismo, produciendo inflamación de la nariz, los ojos o las vías respiratorias y provocando picor en los ojos o lagrimeo, secreción nasal, estornudos y congestión nasal. 

Concepto clave: La forma en la que el alérgeno se introduce en el organismo puede determinar los síntomas, p. ej. si el alérgeno entra a través de la nariz, es probable que produzca estornudos.