Skip to main content

Consejos para convivir con perros y gatos

pet-allergy-tips.jpg

Si no puedes vivir sin tu amigo de cuatro patas, asegúrate de tomar las siguientes medidas defensivas para mantener los alérgenos al mínimo:

pet-allergy-tips-washing.jpg

Mantenlo limpio

Cepilla con regularidad a tu perro o a tu gato para eliminar la saliva que hay en su pelaje debido a su aseo personal.

Presta atención al polen

Cepilla a tu perro o gato siempre que vuelvan a entrar en casa para eliminar el polen exterior de su pelaje.

Rutina de aseo

Asear frecuentemente a tu perro o a tu gato (preferiblemente por una persona no alérgica) también le ayudará a reducir los alérgenos de su pelaje.

cat-on-sofa-allergy-management.jpg

Hábitos de sueño

Intenta mantener a tu perro o a tu gato fuera de tu dormitorio. Esto limitará tu exposición a los alérgenos que viajan por el aire como la caspa. Proporcionarles su propia zona para comer y dormir, lejos de los dormitorios y salas de estar puede ser una buena solución.

Pasar la aspiradora

Prestar una atención especial al aspirado del coche, los muebles y especialmente la cama del perro o del gato, ayudará a mantener los niveles de alérgenos más bajos.

Evitar a los animales es la estrategia más directa para controlar las alergias a los perros o a los gatos. Sin embargo, para quienes no pueden vivir sin su amigo peludo hay esperanza. Los alérgenos se encuentran en la saliva y la caspa de todos los perros/gatos. Aunque la ciencia ha demostrado que no hay perros o gatos hipoalergénicos, hay características que las personas que sufren alergia pueden sufrir:

Tamaño

Los perros y los gatos más pequeños dejan una marca alergénica más pequeña, ya que básicamente emiten menos materia orgánica (es decir, saliva) que las mascotas más grandes.

pet-allergy-tips-species.jpg

Muda

Los perros y los gatos que mudan menos liberan menos alérgenos al aire. Todos los perros y gatos mudan su pelaje, pero se considera que aquellos que mudan menos son mejores para las personas con alergia.

Además de estos consejos, conocer más sobre los síntomas de alergia a los perros y la alergia a los gatos te ayudará en tu convivencia con ellos.

Y si aún sigues sufriendo síntomas, es posible que necesites medicación. Haz clic aquí para descubrir más detalles sobre las opciones de tratamiento disponibles para ti.