Skip to main content

Corticoides

tratamientos-reactine-corticoides.jpg

¿Qué son?

Los corticoides son fármacos con acciones anti-inflamatoria e inmunosupresoras (supresora de reacciones de defensa), por lo cual reducirán las manifestaciones clínicas de la alergia. El período necesario para lograr la reducción de los síntomas, por ejemplo, con los corticoides intranasales, es de una semana aproximadamente. Por este motivo, puede ser recomendable el uso combinado con antihistamínicos para el alivio sintomático del paciente.

No obstante, no se deben suministrar durante más de tres meses consecutivos , se debe evitar la utilización en niños, y se recomienda establecer un control médico.

Los corticoides están disponibles en diversas formulaciones: cremas, lociones, sprays nasales y colirios.

Uso de corticoides para la alergia

Las personas alérgicas, como primera medida para evitar que se desencadenen las alergias, deben evitar el contacto con el alérgeno. En caso de que se produzca una alergia, existen tratamientos para combatir los síntomas de la alergia*.

Antes de decidirte por usar corticoides para tratar la alergia y sus síntomas, es importante saber que se aconseja establecer cierto control médico, y que generalmente están indicados en caso de síntomas persistentes o moderados de la alergia. Además de una prescripción, tu médico te puede proporcionar un diagnóstico exhaustivo para determinar si los corticoides son la mejor opción para tratar tu alergia, y en caso de ser así, qué formulación es la más apropiada para tratar sus síntomas.

Recuerda que, para tratar los síntomas de la alergia, además de corticoides, dispones de medicamentos antihistamínicos no sujetos a prescripción médica, con principios activos como la levocabastina o la cetirizina que ayudarán a combatir las molestias típicas de la alergia.

Conoce la gama de productos de REACTINE® para encontrar el tratamiento que mejor se ajusta a tu alergia.